Protocolo de Kyoto

El día 11 de diciembre de 1997 treinta y nueve países se comprometieron en el Protocolo de Kyoto a limitar y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Para llegar a cumplir este objetivo, los países deberían elaborar políticas relacionadas con los siguientes conceptos:

  • Fomento de la eficiencia energética. Investigación, promoción, desarrollo y aumento del uso de energías renovables y secuestro de dióxido de carbono.

  • Protección y mejora de los sumideros y depósitos de los gases de efecto invernadero. Fomento de políticas para limitar o reducir la emisiones de gases de efecto invernadero no controlados por el Protocolo de Montreal, entre otros, en el sector del transporte por tierra, aéreo y marítimo.

  • Promoción de gestión forestal y agricultura sostenible. Limitación y/o reducción de las emisiones de metano mediante su recuperación y utilización de la gestión de los desechos.

  • Reducción progresiva de incentivos fiscales, exenciones tributarias y arancelarias y subvenciones contrarias al objetivo de la Convención en los sectores emisores de gases de efecto invernadero.

protocolo-de-kioto